Descripción del proyecto

Partes de un Hospital General; Los hospitales generales pueden ser instalaciones sanitarias académicas o entidades comunitarias. Son generales en el sentido de que admiten todo tipo de casos médicos y quirúrgicos, y se concentran en los pacientes con enfermedades agudas que necesitan una atención relativamente breve.

Los hospitales generales comunitarios varían en cuanto al número de camas. Sin embargo, todos los hospitales generales cuentan con un personal médico organizado, una plantilla profesional de otros proveedores de servicios sanitarios (como enfermeras, técnicos, dietistas y fisioterapeutas) y equipos de diagnóstico básicos.

Además de los servicios esenciales relacionados con la atención a los pacientes, y dependiendo del tamaño y la ubicación, un hospital general comunitario puede tener también una farmacia, un laboratorio, servicios de diagnóstico sofisticados (como radiología y angiografía), departamentos de fisioterapia, una unidad obstétrica (una sala de maternidad y una sala de partos), quirófanos, salas de recuperación, un departamento de consultas externas y un departamento de urgencias.

Los hospitales más pequeños pueden diagnosticar y estabilizar a los pacientes antes de trasladarlos a centros con servicios especializados.

Partes de un Hospital General

Partes de un Hospital General

En los hospitales más grandes puede haber instalaciones adicionales: servicios dentales, una guardería para bebés prematuros, un banco de órganos para su uso en trasplantes, un departamento de diálisis renal (eliminación de desechos de la sangre haciéndola pasar a través de membranas semipermeables, como en el riñón artificial), equipos para terapia de inhalación, una unidad de cuidados intensivos, un departamento de servicios voluntarios y, posiblemente, un programa de atención domiciliaria o acceso a servicios de colocación en el hogar. Todas estas áreas pueden tener cabida en las partes de un hospital general.

La complejidad del hospital general es en gran parte un reflejo de los avances en las tecnologías de diagnóstico y tratamiento. Dichos avances van desde la introducción de los antibióticos y los procedimientos de laboratorio en el siglo XX hasta la continua aparición de nuevas técnicas quirúrgicas, nuevos materiales y equipos para terapias complejas (por ejemplo, medicina nuclear y radioterapia), y nuevos enfoques y equipos para la fisioterapia y la rehabilitación.

El órgano de gobierno legalmente constituido del hospital, con plena responsabilidad sobre la conducta y la gestión eficiente del mismo, suele ser un consejo hospitalario. El consejo establece la política y, con el asesoramiento de una junta médica asesora, nombra al personal médico y al administrador. Ejerce el control de los gastos y tiene la responsabilidad de mantener los estándares profesionales.

El administrador es el director general del hospital y es responsable ante el consejo. En un gran hospital hay muchos departamentos separados, cada uno de los cuales está controlado por un jefe de departamento. El departamento más grande de cualquier hospital es el de enfermería, seguido por el de dietética y el de limpieza.

Otras partes de un hospital general son los departamentos importantes para el funcionamiento del hospital como la lavandería, ingeniería, almacenes, compras, contabilidad, farmacia, fisioterapia y terapia ocupacional, servicio social, patología, rayos X e historias clínicas.

El personal médico también se organiza en departamentos, como cirugía, medicina, obstetricia y pediatría. El grado de departamentalización del personal médico depende de la especialización de sus miembros y no principalmente del tamaño del hospital, aunque suele haber cierta correlación entre ambos. Los jefes de los departamentos del personal médico, junto con los jefes de radiología y patología, constituyen el consejo médico asesor, que suele celebrar reuniones periódicas sobre asuntos médico-administrativos. El trabajo profesional de cada miembro del personal es revisado por los comités del personal médico. En un hospital grande, los comités pueden informar a la junta consultiva médica; en un hospital más pequeño, al personal médico directamente, en las reuniones periódicas del personal.

Los hospitales generales suelen desempeñar también un papel formal o informal como instituciones docentes. Cuando se conciben formalmente como tales, los hospitales docentes están asociados a la formación de grado y postgrado de los profesionales sanitarios en una universidad, y ofrecen medidas terapéuticas actualizadas y a menudo especializadas, así como instalaciones no disponibles en otros lugares de la región.

A medida que los hospitales docentes se han ido especializando, los hospitales generales se han dedicado más a impartir formación clínica general a los estudiantes de diversas profesiones sanitarias.

Centros de atención médica y sanitaria especializada

Los hospitales especializados en un tipo de enfermedad o un tipo de paciente se encuentran generalmente en el mundo desarrollado. En los grandes centros universitarios en los que la enseñanza de posgrado se lleva a cabo a gran escala, estos servicios sanitarios especializados suelen ser un departamento del hospital general. Los cambios en las condiciones o en los modos de tratamiento han disminuido la necesidad o reducido el número de algunos tipos de instituciones especializadas; esto puede verse en los casos de la tuberculosis, la lepra y los hospitales mentales. En cambio, los centros quirúrgicos especializados y los centros oncológicos han aumentado en número.

Centros de salud mental

Tradicionalmente, los pacientes psiquiátricos han sido atendidos en centros de salud mental de larga estancia, antes llamados asilos u hospitales mentales. Hoy en día, la mayoría de los grandes hospitales generales tienen una parte dedicada a la unidad psiquiátrica. Todavía existen centros especializados en el tratamiento de enfermedades mentales.

Ejemplos de Distribución Regional Hospitalaria

Hay varios ejemplos históricos y modernos útiles de planificación regional, en los que las redes de hospitales se integraron en servicios sanitarios coordinados. Por ejemplo, durante el periodo de existencia de la Unión Soviética en el siglo XX, el gobierno tenía la responsabilidad de proporcionar asistencia sanitaria a todos los ciudadanos. En Suecia, los servicios sanitarios coordinados modernos se centran principalmente en los servicios hospitalarios, que son responsabilidad del gobierno.

La planificación regional de los servicios hospitalarios en Suecia esta muy organizada. El país esta dividido en regiones de servicios sanitarios y cuenta con tres niveles diferentes de atención sanitaria: primaria (médico de cabecera), secundaria (pequeños hospitales que ofrecen la mayoría de las especialidades médicas) y terciaria (hospitales universitarios, uno para cada una de las seis principales regiones de servicios sanitarios). Varios de los centros hospitalarios del país cuentan con unas 1.000 camas, así como con centros especializados y ambulatorios. Las pequeñas comunidades disponen de centros de salud o de servicios ambulatorios que no necesariamente se administraban como parte del sistema hospitalario.

Durante su existencia, la Unión Soviética adoptó un enfoque algo diferente. En sus zonas rurales poco pobladas, los hospitales generales, llamados uchastok, atendían a poblaciones de entre 3.000 y 16.000 personas. Los siguientes hospitales más grandes, los hospitales de distrito, tenían entre 300 y 600 camas y solían tener divisiones para servicios quirúrgicos, médicos, obstétricos y pediátricos, y ofrecían atención para enfermedades infecciosas. Los pacientes que no podían ser tratados adecuadamente en los hospitales de distrito eran derivados al siguiente nivel, el hospital regional, que atendía a una población de 1.000.000-6.000.000 de personas y tenía hasta 1.500 camas. El hospital de la república, a menudo asociado a la educación médica y a uno o varios institutos de investigación, ocupaba el nivel más alto del sistema soviético. Tras la disolución de la Unión Soviética, cada república socialista soviética adoptó su propio enfoque para administrar y financiar los servicios hospitalarios y la atención sanitaria.

La planificación regional en América del Norte fue históricamente menos avanzada en relación con los sistemas controlados por el gobierno desarrollados en otras partes del mundo. Un modelo regional que se implantó en Estados Unidos fue un sistema de satélites, centrado en una metrópoli y que aplicaba el principio de atención progresiva al paciente. El sistema se centraba en la prestación eficiente de una atención sanitaria integral a los residentes de la región. Los casos menos graves se trataban en los centros sanitarios exteriores y más accesibles del sistema; los casos más graves se derivaban a los hospitales interiores del anillo o al hospital de investigación y docencia del núcleo.

El término consejo de planificación metropolitana se utiliza a menudo para designar a un grupo de planificación consultivo que coordina los servicios entre los hospitales miembros de un área metropolitana y decide dónde se van a prestar servicios especializados y qué servicios o número de camas se van a añadir. Sin embargo, en Estados Unidos la mayoría de los hospitales no están gestionados por el gobierno y suele ser difícil lograr una estrecha cooperación entre grupos voluntarios.

En Canadá, a finales de la década de 1990 y principios de la de 2000, la mayoría de las provincias pasaron a contar con autoridades sanitarias regionales, que planifican, asignan recursos y aplican las políticas sanitarias del gobierno. Sin embargo, varias jurisdicciones se decantaron por modelos más centralizados, en los que una o un pequeño número de autoridades dirigían la prestación de todos los servicios.

¿Dónde estudiar un Máster en Gestión Sanitaria?

Ver Formaciones Especializadas en Farmacia
No es probable Extremadamente probable

Si te ha gustado la publicación “Partes de un Hospital General“, te animamos a estudiar un Master en Gestión Sanitaria!.